¡Qué necesario es aprender cuando te dedicas a enseñar! ¿No creéis? “Enseñar a conducir desde el cerebro del que aprende”. Con este estimulante título arrancaba ayer la acción formativa dirigida a profesores de autoescuela que organizamos desde la marca y que tuvo lugar en nuestra autoescuela de la calle San Miguel.

“¿Qué es más importante: lo que tú enseñas o lo que el alumno aprende?”. “¿Qué va a aprender el alumno con lo que le estoy enseñando?”. Estas son algunas de las preguntas con las que José Antonio Fernández Bravo –el prestigioso y televisivo ponente, doctor en ciencias de la educación y autor de más de cien obras sobre educación– planteó a la audiencia. Además, durante su interesante ponencia hizo pensar y replantear la forma de enseñanza y cambiar la perspectiva del cerebro del que enseña por el cerebro del que aprende. A la cita acudieron todos nuestros profesores de autoescuela, así como profesores de otras, ya que era una formación abierta al sector.

profesores de autoescuela en autius todos juntos

José Antonio es doctor en ciencias de la educación, maestro, experto en gestión, administra y dirige varios centros educativos. Es, además, autor de 103 obras sobre educación y aprendizaje de la matemática y ha liderado varios proyectos sobre investigación e innovación en la Educación. Además tiene su propio centro pedagógico, donde ofrece cursos sobre metodología didáctica y desarrollo del pensamiento

Tras la ponencia, todos pudimos charlar más distendidamente con José Antonio. Compartimos impresiones y experiencias sobre la profesión de profesor de autoescuela, ¡qué bonita profesión!. Enseñar siempre es bonito. Pensar que es algo que solo hacen una vez en la vida y les acompaña a lo largo de ella te obliga a hacerlo de la mejor manera. Ya nos lo contaba Paqui, profe de autius San Miguel, en esta entrevista

profesores de autoescuela formacion aula

Y precisamente éste era el objetivo de esta formación. Reconocer la importancia del papel del profesor de autoescuela cuando imparte una clase teórica, pero sobre todo cada vez que se monta en el coche con un alumno diferente. No solo aprender a enseñar a conducir, sino también a transmitir el conocimiento de una forma adecuada y adaptarse en la medida de lo posible a cada alumno. De esta forma se conseguirán dos cosas: por un lado que el alumno se olvide de los nervios que le suelen acompañar durante los primeros días y, por otro, que el aprendizaje sea real y progresivo.

Sin duda fue una estupenda velada. Seguro que nuestros profes recogieron un montón de ideas que van a empezar a poner en práctica desde ya. Ya sabéis, que desde autius intentamos que nuestros profes estén siempre a la última y enseñen bien. Porque no es lo mismo dar clase, que enseñar. 

profesores de autoescuela en autius primer plano