Seguimos conociendo al equipo de autius. Esta vez hemos hablado con Héctor, franquiciado y profesor  de nuestra autoescuela autius del actur en Zaragoza, la segunda autoescuela autius en Zaragoza

¡Hola Héctor! Hace 4 meses que abristeis autius actur y en este corto periodo de tiempo ya has dado clase a unos cuantos. Nos estaban pidiendo a gritos esta entrevista

¿Cuánto tiempo llevas dedicándote a la formación vial?

Me saqué el título de profesor de formación vial en 2008 aunque mi experiencia en el sector al principio fue algo intermitente. Después estuve viviendo en el extranjero durante más de cinco años, pero siempre fue algo vocacional.

¿Qué te llevó a dedicarte a esto?

Desde muy joven siempre me ha gustado cualquier cosa que tuviera ruedas y como tuve la oportunidad, me saqué todos los permisos de conducción y puedo decir que he trabajado con todos ellos. Desde mi primer trabajo como repartidor, hasta mi anterior trabajo llevando un autobús doble articulado de 25 metros. Con toda esta experiencia acumulada solo me quedaba compartir mi conocimiento y dedicarme a la formación.

Hector en clase teorica en autoescuela autius del actur en Zaragoza

Algo que los alumnos destacan mucho de ti es la capacidad que tienes de hacer las clases entretenidas y que todo se les quede muy rápido, ¿cómo lo consigues? ¿Cuál es el truco?

El método Autius me lo pone muy fácil. Pero también es cierto que soy una persona muy cercana y que llego con facilidad a la gente. No tengo vergüenza ni sentido del ridículo y si tengo que hacer algo divertido para que mis alumnos entiendan algo en concreto, lo hago. Utilizo cosas diferentes porque soy un profesor diferente.

Tiene que ser algo muy satisfactorio, ¿verdad? Ver que los alumnos no solo aprenden sino que además se lo pasan bien

Sin duda, me llena mucho como profesor, pero eso hace que mi exigencia personal sea máxima. Que mis clases sean divertidas no significa que no sean profesionales. Creo que una cosa no está reñida con la otra.

¿Qué crees que es lo que más le cuesta a un alumno tanto de la parte teórica como de la parte práctica?

Ufffff!!! son muchas cosas. Cuando empiezan con la teórica vienen asustados, pero después de la primera sesión, se relajan y se dan cuenta que no es tan complicado. Lo malo viene cuando empiezan a hacer test y les cuesta captar la información de lo que verdaderamente les están preguntando. Para esto tenemos las sesiones test y el seguimiento del alumno por parte del profesor, con esto ayudamos al alumno a interpretar bien las preguntas.

Y cuando empiezan con la práctica OMG!!!! lo ven imposible, pero cuando salen conduciendo en su primera clase lo que más me gusta es mirarles a la cara y ver EUFORIA!

Hector con alumnos en autoescuela autius del actur en Zaragoza

¿Alguna anécdota que te haya pasado dando clase? Seguro que tienes muchas

Es algo que me pasa muchas veces, vas dando clases prácticas y hay conductores que no tienen paciencia y nos pitan. Si coincide que paran a mi lado les digo que estamos aprendiendo, que por eso vamos lentos y que por eso llevamos una L de prácticas en el techo para señalizar nuestra especial situación. Normalmente no saben ni qué contestarme, pero el alumno lo agradece

¡Muchas gracias Héctor! 🙂

Y es que en autius todos los profes se toman muy en serio su trabajo. Enseñar de una manera interactiva y entretenida, ¿No te lo crees? Mira lo que opinan alguno de sus alumnos como Carlos. Él fue uno de los primeros en subirse a la grada de la autoescuela autius del actur en Zaragoza y en tan solo 3 meses ya era conductor y por lo que nos contó parece que fue una experiencia que no olvidara nunca, ¡de eso se trata!

Si quieres ser el siguiente en sumarse al método autius, elige la autoescuela autius en Zaragoza que mejor te encaje y reserva y tu curso

¡Te esperamos!