Aprobó el teórico a la primera y ahora está haciendo las clases prácticas. Hoy hablamos con Cristina González, alumna de autius Zaragoza ¿Queréis saber cómo está siendo su experiencia en autius? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué te decidiste por ser alumna de autius autoescuela?

Me gustó esta autoescuela por su método. Me parece muy creativa la disposición de las clases teóricas y se hicieron amenas gracias a las explicaciones tan naturales de la profesora.

¿Habías intentado sacarte el carné en otras autoescuelas anteriormente?

Si, intenté sacarlo en mi pueblo, en la autoescuela ¨de toda la vida¨, y no tiene nada que ver. Se quedaba anticuada y sin apenas clases teóricas por lo que me resultaba imposible hacer test aptos.

Cristina González es alumna de autius Zaragoza y nos da su testimonio.

Ya tienes el teórico aprobado y ahora estás con las clases prácticas, ¿qué te están pareciendo?

Hice el otro día mi primera clase práctica y antes de la clase tenía los típicos nervios pero la nueva profesora es un amor y muy cercana, me explicó todo lo relacionado con el coche (porque no tenía ni idea de la función de los mil botones del coche) y comencé las prácticas por la ciudad. Sin miedo y con muchísimas ganas de hacer más. Al ser clases individuales es muy cómodo y se agradece porque vas a tu ritmo, se me pasó súper rápido.

Cristina Gonzalez en un mini de autius autoescuela

¿Qué le dirías a una persona que quiere sacarse el carné pero le da pereza o nunca encuentra tiempo?

Definitivamente tiene que apuntarse a esta autoescuela porque ese era mi problema, la tenía al lado de casa y no sacaba un segundo para pasar.  Autius no la tengo tan cerca no me daba pereza porque piensas que son varias horas, un par de días y en dos semanas ¡tienes el teórico!

¿Recomendarías autius a otras personas que estén pensando en sacarse el carné de coche?

¡Claro! Ahora voy contando mi experiencia a todos mis amigos y muchos me han dicho que ya se han apuntado.

Por último, ¿qué es lo primero que vas a hacer cuando tengas el carné?

Lo primero dar saltos de alegría por no madrugar para ir a la universidad, pero una tarde de compras con mis amigas (porque fui la primera persona a la que llevaron al estrenar carnet) o una escapada no estaría nada mal.