Si el otro día os dábamos unos consejos para saber cómo conducir con viento fuerte hoy os hablamos sobre cómo conducir con niebla, tan presente en toda España estos días. Y es que la niebla es uno de los peores enemigos de los conductores en la carretera pero con precaución y sabiendo cómo debe de ser nuestra conducción antes esta situación no tenemos por qué tener ningún problema, así que vamos allá

Cómo conducir con niebla

  • Adaptar la velocidad: esto es algo esencial que debemos de hacer siempre que se presenten condiciones meteorológicas adversas, ya sea niebla, lluvia, viento o nieve. Con niebla intensa se puede perder la sensación de velocidad. Debemos respetar la velocidad que nos marquen los otros coches, y evitar adelantar en situaciones de poca visibilidad.

Cómo conducir con niebla

 

  • Mantener una mayor distancia de seguridad con el vehículo delantero pero sin perderlo de vista y, por supuesto, evitar hacer maniobras bruscas.
  • Luces: Usar las luces de cruce y antiniebla para hacer más visible el vehículo. Aunque la tendencia natural sea activar las luces largas, la luz larga provoca un efecto espejo que deslumbra al conductor y dificulta la visibilidad. Si tenéis dudas con las luces en este post os explicábamos cuáles hay y para qué sirve cada una
  • Parabrisas sin vaho: Utilizar los limpiaparabrisas de forma intermitente por la humedad y dirigir la ventilación hacia los cristales si se produce vaho.
  • Cuidado con el freno: Utiliza el freno de manera suave para evitar que las ruedas se bloqueen. Si lo haces antes de lo habitual y de manera intermitente, cualquier vehículo que circule detrás podrá verte.
  • Poco ruido: En este tipo de circunstancias uno de los consejos pasa por procurar conducir en silencio para una mayor concentración y poder escuchar así al resto de coches. En los cruces, por ejemplo, baja las ventanillas e intenta afinar el oído.

Con estos consejos sobre cómo conducir con niebla podemos tener una conducción más llevadera y segura, ¡Esperamos que pos sirvan! Aunque realmente si la niebla provoca que la visibilidad sea nula y no nos sentimos seguros al volante lo mejor que podemos hacer es parar en un sitio seguro hasta que desaparezca o disminuya, nuestra seguridad es lo primero 🙂