Ha llegado el momento de dar una clase práctica. Abrimos el coche, entramos, nos sentamos, y ¿qué pensamos que es lo primero que tenemos que hacer? ¿Arrancar el coche? Todos tenemos muchas ganas de hacerlo y de empezar a circular pero antes debemos dedicar tiempo a una correcta colocación del asiento del conductor.

Una buena colocación del asiento del conductor, además de mejorar nuestra comodidad, mejorará nuestra seguridad. Por ello, debemos dedicarle el tiempo que necesitemos hasta encontrarnos de verdad cómodos para empezar a circular.

Recordad que no debemos de ponernos como a nosotros nos guste. No estamos en el sofá de nuestra casa viendo una peli, estamos conduciendo y, por tanto, debemos respetar y cumplir lo que dice la normativa.

Colocación del asiento del conductor. Ante todo, seguridad

Entonces, ¿qué debemos regular para tener una buena postura?

  • Distancia del asiento: el asiento estará bien regulado si al pisar el embrague a fondo la pierna izquierda queda ligeramente estirada sin que tengamos que inclinar o desplazar el cuerpo hacia adelante.
  • Altura del asiento: Debemos de regular el asiento de manera que tengamos una buena visibilidad y vayamos cómodos. Tened en cuenta el punto anterior ya que la altura del asiento afectará a que lleguemos bien o no a pisar el embrague a fondo.
  • Posición del volante: debe de ir situado de tal manera que podamos ver todo  el cuadro de instrumentos y la carretera y que las rodillas no rocen con él.

Colocación del asiento del conductor. La profesora nos lo explica

 

  • El respaldo: súper importante, muchas veces nos cuesta dar con la postura correcta. Se recomienda una inclinación máxima de 25 grados y cuanto más vertical mejor. Insistimos en que no estás en el sofá de tu casa 🙂 y por lo tanto no debes de ir tumbado. Para regular bien el respaldo debes de apoyar completamente la espalda y que al estirar los brazos hacia el volante las muñecas queden apoyadas sobre él. Si regulando el respaldo no se consigue la postura correcta hay que probar a adelantar el asiento o regular el volante.
  • El reposacabezas: también importante y muchas veces el gran olvidado. Es un elemento de seguridad muy importante pues evita el denominado latigazo cervical en caso de colisión. Debe estar situado a unos 4 centímetros de la cabeza y la altura de los ojos debe coincidir con la parte superior del reposa cabezas, lo que te protege ante posibles lesiones en el cuello.

Colocación del asiento del conductor. Prácticas autius

  • Espejos retrovisores: antes de iniciar la marcha hay que ajustar los retrovisores y asegurarse de la posición correcta. Los espejos retrovisores son los que nos van a ayudar a la hora de adelantar o a detectar puntos muertos, por ello es importante enfocarles hacia el final de la carrocería. Recordad que no ajustar los retrovisores el día del examen práctico supone una falta leve. Repásalas todas aquí

Una buena colocación del asiento del conductor es clave no solo para aprobar el examen práctico si no en el día a día cada vez que vayas a coger el coche pues necesitamos ir cómodos y seguros